Paneles de vidrio para la cocina

Los paneles de vidrio para la cocina son una alternativa a los azulejos, que hasta hace poco reinaban en nuestros hogares. Hoy, los paneles de cocina luchan con éxito por el título de la decoración de cocina más popular.

No hay duda de que las placas de vidrio en las paredes de la cocina son una decoración que le dará un aire moderno. Es por eso que los paneles de pared de cocina con estampado se utilizan con entusiasmo como decoración por personas a las que les gustan las soluciones no estándar y siguen las nuevas tendencias en el diseño del hogar.

El uso de paneles de vidrio en la cocina nos permite, sobre todo, una gran flexibilidad para elegir un patrón. Gracias al uso de la base de datos de temas de las agencias de fotografía, cada cliente puede elegir cualquier tema que le interese y ordenar la impresión en un panel de vidrio. Vale la pena recordar que el tema debe ser proporcional al formato del panel. Suelen ser horizontales, por lo que el patrón debería ser así. De lo contrario, enmarcarlo puede arruinar el efecto. En caso de nuestra tienda, hemos preparado para Ustedes visualizaciones del patrón después de recortarlo al tamaño seleccionado. De esta manera, puede ver inmediatamente cómo se verá el panel y puede recortar el patrón Usted mismo al tamaño que elija.

Un panel de vidrio en la pared de la cocina, independientemente del patrón elegido, agregará elegancia a cualquier cocina y también la iluminará. La superficie lisa y brillante del panel de vidrio anima la habitación y le da el carácter de un diseño moderno. El vidrio en la cocina también es una conveniencia para mantener la limpieza. El panel protege la pared contra la suciedad, pero sobre todo es fácil de limpiar, como cualquier decoración de vidrio. Todo lo que necesita, es limpiacristales. No necesita limpiararlo frotando ni restaurarlo.

Finalmente, vale la pena señalar que los paneles de cocina están hechos de vidrio templado, resistente a la presión, impacto y alta temperatura. Además, el vidrio utilizado no cambia de color al imprimir, por lo que cada motivo o foto se reproduce con precisión, tanto en términos de calidad como de colores.